La magia del interés compuesto

Publicado por Maria Lucio en

La magia del interés compuesto

“El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es ahora”. Este proverbio chino es una buena metáfora aplicable a la inversión. Si las inversiones son árboles, entonces la semilla que plantes hoy puede crecer tan alto como un poderoso árbol con mucha sombra para protegerte, mientras que la que plantes dentro de 20 años, se convertirá en un pequeñito arbusto que no te tapará ni de tu curioso vecino. 

En otras palabras, el potencial de crecimiento de tu inversión es exponencial y está directamente ligado a la cantidad de tiempo que le des para crecer. Esto es así gracias a algo conocido como el interés compuesto. Si alguna vez planeas jubilarte (y quién no), esto debería interesarte. 

Invertir es la mejor manera de aumentar tu dinero y alcanzar tus metas financieras. Es una herramienta esencial para crear riqueza que te permite no depender exclusivamente de tu salario para obtener ingresos. El interés compuesto puede ayudar a que tu inversión inicial crezca el doble.

 ¡Este es el argumento #1 para comenzar lo antes posible! Ten en cuenta que invertir requiere TIEMPO y, por tanto, tendrás que ser paciente y no retirar tu dinero de manera impulsiva. Imagínate una bola de nieve, ¿Cuál crees que tiene más volumen, una que ha rodado de manera continua? ¿o una que se acaba de formar? Al igual que la bola de nieve, mientras más tiempo te mantengas invirtiendo, mayor será el volumen de resultados que obtendrás. 

Debes recordar que cada vez que haces una retirada, se te cobrarán unas tasas e impuestos. Además de esto, muchas entidades financieras cobran una comisión por cada retirada. Así que, la próxima vez que quieras retirar tu dinero, evalúa si es el momento correcto para hacerlo.

Hablemos de la bola de nieve con números: Sara tiene 1,000€ invertidos a un tipo de interés de un 10% anual. El primer año, Sara ganará 100€ en intereses, lo que elevaría su total a 1,100€. Al año siguiente, el interés se calculará en base a esos 1,100€, no a los 1,000€ originales, por lo que Sara ganará 110€ en interés y tendrá un total de 1,210€. 

¿Y si no tengo mucho dinero para invertir? El interés compuesto recompensa a las personas que invierten a largo plazo, no necesariamente a las que pueden permitirse el lujo de invertir más, en pocas palabras…empieza pronto. ¡El tiempo es tu mejor aliado! Cuanto antes empieces, antes podrás aprovechar los beneficios del interés compuesto. 

¿No te lo crees? Mira la siguiente tabla, que muestra las estrategias de ahorro de tres inversores ficticios: Pablo, Catalina y Fran. Todos ellos han invertido 1000€ de la misma manera obteniendo un rendimiento anual de un 7% de su inversión hasta que cumplan 65 años. Lo único que los diferencia es la edad en que empiezan a invertir sus fondos.

  • Pablo empieza a los 25.
  • Catalina empieza a los 35.
  • Fran empieza a los 45.

    Mira cómo se desarrollan sus inversiones y el balance final que obtienen:

Ahora ya sabes la importancia de empezar a invertir cuanto antes por la magia del interés compuesto.Así que, ¿a qué esperas? 

Ahora es el mejor momento para empezar a invertir. 

Categorías: Arbor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *