Compartir gastos con tu compañero de piso

Publicado por arborfintech en

Compartir gastos con tu compañero de piso

 

Hay muchos beneficios que vienen con compartir piso: rentar un piso más grande, dividir labores de limpieza, y tener en casa un amigo con quien puedas ver una película cuando no quieras salir o incluso al regresar del trabajo. Por el otro lado, compartir un espacio un compañero de piso – o compañeros – no siempre es fácil y puede venir con ciertos retos, especialmente cuando se trata de dinero y de compartir gastos.

Te dejamos unos consejos que te ayudarán a compartir gastos y mantener la paz en casa:

 

1. Establece reglas 🚫

Así como tu casero deletrea hasta el más mínimo detalle de las condiciones del contrato, considera deletrear hasta el más mínimo detalle de compartir gastos con tu compañero de piso. Desde el principio es importante tener claro exactamente cuáles son los gastos que van a compartir y que pagarán individualmente.

 

 

Una clave para hacer esto es tener las cuentas organizadas. Infórmate de cuándo y cómo llegan las facturas cada mes y cómo serán pagadas, y sobre todo, quién será el responsable de pagar las cuentas.

 

2. Lleva un control de gastos ✏

Una vez que las reglas estén establecidas, puede ser útil crear una hoja con los gastos, puedes poner ahí por todo lo que tu y tu compañero de piso tendrán que pagar. La idea es que cada gasto muestre detalles como cuándo lo pagarán, cantidad a pagar, y persona responsable de págarlo. Esto puede servir para que todos estén en la misma página y nadie este soprendido cuando sea hora de pagar.

 

3. Usa apps 📱

Siempre hay una app para cualquier cosa! Hay muchas apps que nos pueden ayudar a la hora de hacer cuentas con las matemáticas y los pagos.

Ya no existe la excusa de que el compañero de piso “no lleva efectivo” con el, apps como Verse pueden fácilmente resolver este problema. Esta es una app gratis que permite mandar dinero de una cuenta de débito a tus amigos. La app también permite hacer requests de dinero dejando a tus compañeros de piso saber cuando deben pagarte ese dinero.

Otra app muy útil es Splitwise. Esta app permite a los compañeros de piso llevar una lista de cuentas, decir quien pago, y mandar recordatorios así que nunca estás tarde. Si llevar cuentas en una hoja es muy viejo para ti, considera usar esta app para rastrear gastos más fácilmente entre tú y tus compañero de piso.

 

4. Ponte creativo  🤹‍♀️

Una forma de compartir gastos es que cada uno contribuya con una cantidad fija al mes, esta cantidad puede estar en un bote en la sala o la cocina de la casa, así cuando se acaban las cosas cosas que son gastos en común cualquiera puede sacar del fondo para renovar lo que se ha terminado. Esta es sólo una idea, pero hay varias formas de administrarse.

 

 

5. Mantén gastos por separado 💰

Cuando compren cosas para la casa (como muebles), que vayan a ser para todos, intenten decidir quién lo paga o de quién son esas cosas. Suena lógico compartir los gastos si todos lo van a usar, pero ¿qué pasa cuando ya no estés viviendo con esa persona? Si cada uno se va a vivir a otro lugar, decidir quién se va a quedar las cosas puede ser estresante o problemático.

Una cosa que se puede hacer es que cada quien compre equitativamente lo que haga falta y cada quien sea dueño de las cosas que compra (aunque las compartan). O si no, decidir desde el principio quién se lo va a quedar en caso de que ya no vivan juntos y que la otra persona le pague una diferencia acordada cuando se separen.

 

6. Ahorra antes de que tengas que pagar las cuentas 💸

Tener algo guardado para los facturas del piso que llegan cada mes (o cada dos meses) te ayudará a no tener que preocuparte por ello. Arbor es una herramienta que te ayuda a ahorrar redondeando tus compras así que no tienes que esperar a fin de mes para tener algo de dinero ahorrado.

 

7. Escoge a tus compañeros de piso sabiamente 👭

Claramente, no vas a querer vivir con alguien al que le tengas que recojer su desastre constantemente. Tampoco con alguien que quiera pagar o compartir las cuentas. Hacerlo puede afectar tu cartera.

Antes de vivir con alguien asegúrate de preguntarle en qué trabaja, cuales son sus ingresos, incluso sus estados de cuenta, es mejor asegurarse de todo antes de tomar una decisión. Puede ser difícil conocer los hábitos de una persona, pero al menos intenta conocer a alguien lo más que puedas antes de tomar la decisión de vivir con esa persona.

 

 

¿Qué agregarías tú? ¡Déjanos tus comentarios!

Categorías: Arbor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *