Repara tu deuda prestando atención a estos 5 puntos.

Publicado por arborfintech en

Repara tu deuda prestando atención a estos 5 puntos

Si bien hemos hablado en el pasado sobre cómo enfrentar una deuda con tarjeta de crédito. A veces, además de tomar las medidas obvias, debemos estar atentos a ciertas cuestiones que podrían hacer una gran diferencia, y que sin embargo no estamos aprovechando.

Muchas veces es porque desconocemos de su existencia y de los beneficios que pueden reportarnos si las utilizamos como es debido. Otras es porque dicha información pasa desapercibido gracias a la famosa letra pequeña, o simplemente no se nombran cuando adquirimos una tarjeta de crédito.

A continuación una lista de puntos que debemos empezar a tener en cuenta para más pronto de la deuda.

Negociar la TAE con tu banco va a servirte para obtener tasas de interés más bajas. La TAE viene de “tasa anual equivalente” o “tasa anual efectiva”. Esta tasa de interés indica el coste efectivo de un producto financiero. Su valor incluye las comisiones bancarias, los gastos de cancelación o amortización, y los gastos de la operación.

La TAE tiene en cuenta plazos, comisiones y proporciona una visión mucho más precisa y clara de cuánto puede costar el crédito que solicitemos. Basado en esto, podemos afirmar que la TAE es un índice útil para determinar el costo real de los préstamos y comparar diferentes ofertas.

Todos los banco o entidades financieras tienen la obligación de decirte cuál es tu TAE antes de firmar un acuerdo de crédito. La TAE se utiliza para comparar tarjetas de crédito y préstamos no garantizados.

La TAE de tu préstamo debería estar en el contrato que has firmado con tu banco, el cual, si no lo tienes a mano, podrás encontrar en la mayoría de los casos en tu aplicación de banca móvil. En algunos casos también se refleja en el extracto mensual de la tarjeta.

Si eres cliente de tu banco desde hace ya algunos años podría ser un punto a favor, ya que podrás negociar la TAE de tu préstamo por ser cliente con antigüedad. Si tienes un sueldo relativamente elevado también es un punto que jugará a tu favor a la hora de negociarlo con el banco. Debes sentarte con tu banquero e intentar negociar mejores condiciones.

Persona que repara su deuda.

2. Presta atención a las comisiones que pagas por tu tarjeta

Puede que tengas algunas tarjetas que ni utilices y que estén generando intereses solo por estar guardadas en tu cartera.

Si no sabes las comisiones que te supone cada tarjeta te recomendamos que eches un vistazo al contrato de las mismas, y en caso de no tenerlo, preguntar al banco correspondiente.

Esto te ayudará a eliminar tarjetas, y por lo tanto comisiones, que no utilices y/o a utilizar una tarjeta que tenga comisiones bajas, y de ser posible, te de algún tipo de puntos al utilizarla.

Puedes utilizar comparadores como iAhorro para ver alternativas a tarjetas de crédito con comisiones menores. Todas las comisiones se pueden negociar y adaptar, así que llamar a tu banco para hacerlo es algo que deberías tener en mente.

3. Ten cuidado con los créditos rápidos

Para alcanzar una buena salud financiera debemos tener completo conocimiento de los diversos aspectos de lo que se nos ofrece, y el conocimiento necesario para evaluar y distinguir si es una buena oferta o no.

La próxima vez que te plantees pedir un crédito o algún préstamo ten cuidado con los créditos rápidos. Dichos créditos son préstamos de importes pequeños que son concedidos de forma inmediata, ya sea en cajeros automáticos u online, omitiendo el pedido de información al solicitante.

Generalmente los créditos rápidos cuentan con tasas de interés muy altas. Infórmate de las tasas de intereses y tiempos de pago al evaluar pedir uno.

Repara tu deuda prestando atención a estos 5 puntos.

4. Una nueva tarjeta afecta tu puntaje de crédito, aunque no la uses

Muchas personas no están al tanto de este punto. Solicitar nuevo crédito puede dañar tu puntaje de crédito, por más de que le des o no uso a dicha tarjeta. Debes asegurarte de que de verdad necesitas esa nueva tarjeta antes de solicitarla.

Deteriorar tu historial crediticio no es una buena opción ya que luego puede generarte complicaciones cuando necesites pedir prestamos.

5. Cuidado con los puntos

Una forma de hacer t entadora una oferta de tarjeta de crédito es oferecer con ella puntos o millas de viajero. Una «recompensa» que se tiene en el largo plazo, y puede no terminar siendo la recompensa que esperamos si ponemos sobre la misma balanza el premio y el esfuerzo/gasto económico que nos ha llevado conseguirlo.

Es muy probable que termines comprando cosas que realmente no necesitas por el simple hecho de obtener la cantidad necesaria de puntos o millas de viajero. En este caso, intentando ahorrar lograrás todo lo contrario.

En determinados casos podemos terminar incluso gastando más para conseguir los puntos que lo que cuesta la recompensa.

Por último recuerda que si quieres saber cuánto realmente te está costando tu deuda con tarjeta de crédito, y quieres saber cómo cambia la misma si incrementas tu pago mensual, puedes utilizar la nueva calculadora de Arbor haciendo clic aquí!

¡Descubre cómo un pago extra extra puede ayudarte a reducir tu deuda y pagarla antes de lo que creías!

Categorías: Arbor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *