10 maneras de ahorrar dinero

Publicado por arborfintech en

10 maneras de ahorrar dinero

¿Quieres conocer las maneras de ahorrar dinero fácilmente en tu día a día? Aquí tienes 10 pequeños trucos de ahorro que van a mejorar tu salud financiera.

“… ¿Pero en qué me he gastado el dinero este mes? … ”

Seguro que esta frase la has pensado no una, sino muchas veces.

Y es que el dinero vuela.

En nuestro ritmo de vida actual, no nos paramos a pensar en la cantidad de veces en nuestro día a día que gastamos sin pensar, sumando pequeñas cantidades que cada fin de mes se convierten en un pequeño (o gran) descalabro en tu economía.

¡Tranquilidad!

Esto nos ha pasado a todos en algún momento.

La mala noticia es que, si nos dejamos llevar por esa falta de control económico de nuestros gastos, podemos llegar a hacer un agujero importante a nuestras finanzas.

Y la buena noticia…es que hay maneras sencillas de ahorrar dinero fácil, que puestas en marcha van a repercutir positivamente en tu bolsillo de forma inmediata. Aquí tienes 10 maneras para comenzar desde ya:

Las deudas son un enemigo del ahorro.

Te obligan a hacer un desembolso cada mes para ir pagando las cuotas, y llevan aparejadas el pago de intereses, que a veces pueden ser muy elevados.

Intenta cancelar las deudas en el menor tiempo posible (cuantas menos cuotas pagues y más altas, menos intereses) y que su liquidación se convierta en tu prioridad, aunque ello implique que en ese tiempo tengas que reducir al mínimo tu objetivo de ahorrar.

Fundamental: olvídate de contraer una nueva deuda para cancelar la que ya tienes. Te estarías metiendo en un círculo vicioso que puede endeudarte peligrosamente.

maneras-diferentes-ahorrar

2. Controlar los gastos día a día

Seguro que no tienes ni idea de lo que gastas en tu día a día.

Hablamos de esos pagos pequeños (un café, el periódico, un aperitivo, un olvido, un helado al salir del cole para tus hijos) que a final de mes se convierten en una cantidad nada desdeñable.

Si quieres ahorrar primero tienes que saber lo que gastas, y de esa manera podrás ver claramente en qué se va tu dinero en el día a día.

Haz un listado de cada uno de tus gastos personales o familiares para llevar un control y poder cuantificar exactamente el porcentaje de dinero que se te va diariamente.

Puedes usar una hoja de cálculo o el método tradicional de libreta y boli. Te sorprenderán los resultados.

3. Prioriza tu ahorro

Si estás pensando que todavía no ha llegado tu momento (tu jubilación está lejos, te van bien las cosas económicamente…) debes cambiar la mentalidad y comenzar a implementar una estrategia para empezar a ahorrar.

No esperes a tener que preocuparte seriamente por tus finanzas y prioriza el ahorro.

La mejor manera de planificar tu futuro es tomar buenas decisiones financieras desde ya mismo creando buenos hábitos, y un buen método para priorizar el ahorro es clasificar los gastos que tienes en principales y secundarios.

3.1 Gastos principales

En este apartado estarían los de hipoteca, alquiler, transporte o colegios.

Aquí te será más complicado ahorrar a corto plazo porque muchos de ellos son gastos asociados a tu vida familiar y doméstica y suelen ser fijos durante un tiempo.

Pero sí puedes reflexionar sobre ellos y pensar en posibles alternativas (buscar un lugar más económico para vivir, comprar un coche de segunda mano en lugar de uno nuevo…).

3.2 Gastos secundarios

Dentro de este grupo pueden ser habituales (alimentación, luz, agua, teléfono móvil) o esporádicos (salidas, viajes, compras varias).

Aquí sí puedes eliminar todos los que no te aporten por un lado (un gimnasio al que no vas, una suscripción que no utilizas)

Y también puedes reducir los que no puedas eliminar (cambio de compañía de teléfono a otra más económica, usar el transporte público en lugar del vehículo propio, comer menos fuera de casa).

4. Aplicaciones para ahorrar dinero

Otra de las maneras de ahorrar dinero de forma cómoda y fácil es utilizar una aplicación que te ayude a hacerlo sin darte cuenta.

La clave es que, automatizando las aportaciones a tu ahorro y configurándolas de la forma que más te convenga, vas a ir generando ese ahorro y a final de año te encontrarás con una cantidad que te va a sorprender haber conseguido.

Así funciona Arbor, una aplicación mediante la que ahorras sin enterarte, bien haciendo pequeñas aportaciones recurrentes, o cuando te viene mejor (por ejemplo, cuando cobras tu sueldo), o poniéndote retos temporales, por ejemplo, para conseguir ese dinero que quieres para un viaje con amigos, pagar un máster a tu hijo o renovar tu viejo vehículo.

5. Objetivos de ahorro

Ponte objetivos de ahorro desde ya.

Los objetivos nos motivan, y es un aliciente suficientemente atractivo para animarnos a comenzar a ahorrar para cumplirlos, aunque al principio nos cueste porque nuestro ritmo de vida actual nos lleva a funcionar en piloto automático y sin pararnos a pensar.

Visualiza tu objetivo, propóntelo y establece una línea de tiempo para conseguirlo, teniendo en cuenta que debe ser:

–  Alcanzable: no te pongas objetivos imposibles.
Cuantificable: establece el dinero exacto que necesitas ahorrar para conseguirlo de manera determinada.
Medible: que puedas ir comprobando que cumples ese objetivo en el tiempo.
Definido: para que puedas conseguirlo en el tiempo determinado que te hayas propuesto.

mujer dejando de fumar para ahorrar dinero

6. Abandonar posibles vicios

Que levante la mano quien no tenga vicios…

Nadie en la sala, ¿verdad?

Todos tenemos algún vicio que nos cuesta dinero. El tabaco, la caña diaria después del trabajo, el café de media mañana, la lotería, y un largo etcétera donde se nos va una importante cantidad de dinero cada mes.

No hace falta decir que si, además, el vicio es malo para nuestro organismo (véase el tabaco), ya no solo nuestra economía lo agradecerá, sino también nuestra salud.

Piensa en los vicios que tienes y echa las cuentas de la cantidad de dinero que podrías ahorrar al cabo de año si los dejaras de lado.

Seguro que te sorprendes, y no hay mejor aliciente que ese. Imagina todo lo que podrías hacer con ese dinero y es muy posible que acabes convencido de abandonar alguno o todos ellos.

7. Pagarte a ti mismo

Parece una contradicción, pero no lo es.

Esta manera de ahorrar dinero es tan sencilla como ponerte un “sueldo”, o, dicho de otra manera, evitar gastarte todo lo que tienes en la cuenta corriente.

Destina una cantidad determinada de tu sueldo o de tus ingresos mensuales a pagarte a ti mismo, derivándola cada principio de mes desde tu cuenta corriente a otra cuenta o banco y así mantendrás tus ahorros seguros.

Y esa es la cantidad de la que puedes disponer. Un truco sencillo pero que funciona, sobre todo si tienes tendencia a “fundirte” tu sueldo cada mes.

8. Hacer un presupuesto de ahorros

Hacer un presupuesto para afrontar tus gastos está demostrado que funciona, pero eso sí, tan importante es hacer el presupuesto de ahorro como cumplirlo.

De nada sirve que te molestes en prepararlo si después no te organizas bien y te pasas del presupuesto.

Hay varias maneras de hacerlo y puedes elegir la que mejor te funcione:

– Puedes hacer un presupuesto anual y dividirlo por meses. Para ello necesitas saber tu histórico de gastos y luego añadir los puntuales que puedas tener (por ejemplos, regalos de cumpleaños o vacaciones de verano). A partir de ahí puedes ir viendo cuanto puedes ahorrar y en qué conceptos.

-Otra forma de hacerlo es anotar tus ingresos netos (siempre los fijos, no los esporádicos), y a partir de los gastos comprobados que tienes regularmente, ajustarlos para empezar a ahorrar recortando de donde puedas y quitándote todos los superfluos.

Revisa tu presupuesto a menudo porque al principio es posible que las cuentas no te salgan exactas, pero con el tiempo te darás cuenta de que de verdad estás ahorrando.

mesa con libreta para crear presupuestos

9. Ahorros automáticos

Una de las maneras de ahorrar perfecta para los que se consideran derrochadores y llegan a fin de mes sin un euro en la cuenta es el ahorro automático.

También se conoce como “redondeo”, y consiste en ahorrar una cantidad de dinero en cada compra, redondeando el cobro a la siguiente cifra.

Hoy en día hay bancos que ya ofrecen esta modalidad de ahorro, y algunas aplicaciones también incluyen ésta y otras opciones para automatizar tus aportaciones al ahorro, como la de Arbor, que te permite configurarlas como quieras para alcanzar los objetivos que te propongas para ahorrar de manera fácil y sencilla.

10. Ahorra en momentos cotidianos

Seguramente no has caído en la cantidad de gestos cotidianos que en tu día a día habitual puedes hacer para ahorrar con el cambio de pequeños hábitos que te van a ayudar a mejorar tu economía sin darte cuenta.

Estos son algunos de ellos:

  • Come más en casa o llévate la comida preparada desde casa a la oficina. Tu bolsillo lo agradecerá, y tu salud también.
  • No desperdicies el agua: dúchate en vez de bañarte, cierra el grifo cuando te laves los dientes y carga la lavadora y el lavavajillas completo.
  • Muévete: deja el coche en casa, camina al trabajo, coge la bici y ahorra dinero a la vez que cuidas el medio ambiente y tu salud.
  • Guarda la calderilla en un bote o una hucha. Lo llenarás seguro.
  • Lleva siempre una lista de la compra cuando vayas al súper y no te salgas de ella.
  • Apaga luces y ajusta la temperatura, y si no estás utilizando los enchufes, desenchúfalos.

Poner en práctica estas maneras de ahorrar dinero fácil te permitirá llevar un mayor control sobre tus gastos y tu economía lo va a notar al instante.

Y si quieres una ayuda extra para cumplir tus objetivos de ahorro, Arbor es la APP gratuita que necesitas para ayudarte de forma sencilla y cómoda a ahorrar automáticamente y sin darte cuenta.

¿Te animas a probar? Pues ahora puedes beneficiarte con el programa “Invita a un amigo” ,con el que te regalamos 5 € para empezar con tu ahorro, y otros 5 € a tu amigo para que comience contigo sus objetivos.

¡Invita a tantos amigos como quieras y a ver quién llega más lejos!

Categorías: Arbor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *